El espacio prehistórico de Mallorca era un lugar donde los cambios ocurrían constante pero lentamente. Los habitantes de la isla articulaban sus vidas y su cultura en torno al medio natural en el que vivían y también en torno a los intercambios que se producían a través del Mediterráneo. Pero algo ocurrió en el siglo IX a.C. y, de repente, todo se aceleró en el estilo de vida de los pobladores de Mallorca, transformando para siempre su cultura.

¡Acompáñame en la Ruta de los 4.000 años y conoce el pasado más remoto de Mallorca!

Visitaremos cuatro yacimientos arqueológicos que nos darán una amplia visión del pasado prehistórico y antiguo de la isla:

  • Naveta Alemany: hábitat familiar construido hace cerca de 4.000 años, en la Edad de Bronce.
  • Túmulo de Son Ferrer: monumento que combina un hipogeo funerario datado de la Edad de Bronce con un altar en forma de torre construido sobre él en la Edad de Hierro.
  • Sa Mesquida: ruinas de una factoría romana de cerámica construida entre el siglo I a.C. y el siglo I d.C.
  • Parque Arqueológico del Puig de Sa Morisca: parque arqueológico localizado en la colina de Sa Morisca y sus alrededores. Los monumentos más destacables son las ruinas del poblado original, con restos visibles de sus muros, y la torre situada en lo alto de la colina, ambos erigidos durante la Edad de Hierro.

RESERVAR ESTA RUTA

 

This slideshow requires JavaScript.